World Obesity Federation

Actualmente, se cree que la microbiota intestinal interviene en la aparición de trastornos cardiometabólicos como la obesidad. Diferentes estudios con humanos y con ratas han optado por utilizar la bacteria comensal* Akkermansia muciniphila – naturalmente abundante en la microbiota intestinal de los sujetos sanos- por su vínculo con la pérdida de peso y sus múltiples beneficios para la salud en la obesidad y la diabetes tipo 2. 

Los investigadores de la Universidad Católica de Lovaina (UCL), dirigidos por el Dr. Patrice D. Cani, llevaron a cabo un estudio clínico piloto  con voluntarios obesos y con sobrepeso que habían desarrollado resistencia a la insulina (prediabetes tipo 2). Durante tres meses les administraron aleatoriamente una dosis diaria (1010 unidades formadoras de colonias​ (UFC) de bacterias al día) de una forma beneficiosa de la bacteria A. muciniphila viva o pasteurizada (desactivada mediante el calor) o un placebo. Se pidió a todos los participantes que no alteraran sus hábitos alimentarios o su actividad física durante la duración del estudio. El objetivo era analizar varios parámetros metabólicos como la resistencia a la insulina y la masa corporal, la función de la microbiota intestinal, y la seguridad de su administración en humanos.

Curiosamente, los investigadores constataron que un complemento diario de A. muciniphila pasteurizada, desactivada mediante un calor suave, ayudaba a reducir ciertos factores de riesgo cardiovascular, como la resistencia a la insulina, el colesterol total en sangre y el almacenamiento del tejido adiposo en los participantes con sobrepeso, en comparación con aquellos que había ingerido un placebo. A. muciniphila también reducía los niveles de marcadores sanguíneos del disfuncionamiento del hígado y de la inflamación respecto al placebo.

Por el contrario, en el grupo del placebo los parámetros metabólicos (especialmente resistencia a la insulina) continuaban a deteriorarse con el tiempo.

Los autores del estudio ignoran aún por qué la forma pasteurizada de A. muciniphila es más eficaz a la hora de reducir los factores de riesgo cardiovascular que la bacteria viva, sin embargo, creen que los componentes de la pared celular bacteriana podrían estar implicados en estos beneficios metabólicos.

Depommier y sus colegas también observaron durante los tres meses del estudio una buena tolerancia a A. muciniphila de los participantes que habían consumido bacterias vivas o pasteurizadas.

Se trata del primer estudio de este género que muestra cómo una bacteria presente de forma natural en la microbiota intestinal humana podría contribuir a reducir los síntomas del síndrome metabólico. “Si bien la dieta y la actividad física siguen siendo los factores clave para combatir las enfermedades cardiovasculares, nuestros hallazgos allanan el camino al uso de microbios beneficiosos de próxima generación, tales como Akkermansia o componentes bacterianos específicos para mejorar la salud metabólica de las personas obesas o con sobrepeso”, concluía Patrice Cani,

*comensal (bacteria): El término comensalismo se refiere a un tipo de relación entre dos organismos diferentes en la que “ambos comen del mismo plato”. En este tipo de relación, ninguna de las partes se beneficia de la otra o le causa ningún daño. Se trata por tanto de una relación neutral.

Referencia:

Depommier C, Everard A, Druart C, et al. Supplementation with Akkermansia muciniphila in overweight and obese human volunteers: a proof-of-concept exploratory study. Nat Med. 2019. doi: 10.1038/s41591-019-0495-2.

Allison Clark
Allison Clark
Allison Clark tiene un máster de nutrición y salud por la Universitat Oberta de Catalunya así como un máster de periodismo. Es escritora independiente y nutricionista, y ha escrito diversas revisiones por pares sobre el papel de la microbiota intestinal en la salud, las enfermedades y el rendimiento en los ejercicios de resistencia. A Allison le fascina el papel de la dieta y la microbiota intestinal en la salud y las enfermedades. Sígala en Twitter @Heal_your_Gut.