El término “salud intestinal” se ha vuelto cada vez más popular entre científicos y profesionales sanitarios, así como en las redes sociales. Hemos preguntado a Andrea Hardy, Paula Crespo, Kate Scarlata, Megan Rossi y Mariana Camarena qué es un intestino sano y por qué cuidar de él es importante para nuestra salud y nuestro bienestar (Parte 2).

La salud intestinal no se limita a una buena digestión. Los expertos tienen cada vez más claro que mantener un microbioma intestinal equilibrado y una barrera intestinal en buen estado es indispensable para el bienestar y la buena salud en general.

Ciertos estudios han demostrado que las intolerancias alimentarias afectan a cerca del 20 % de la población de los países industrializados. Expertos repasan los datos disponibles hasta la fecha sobre intolerancias alimentarias comunes al gluten, a los FODMAP o a la histamina y los trastornos digestivos o no digestivos.

Los estudios científicos sugieren que una microbiota intestinal desequilibrada podría  influir en la resistencia a la insulina en los pacientes de diabetes tipo 2 y que el ejercicio físico tendría efectos positivos en la microbiota intestinal y el metabolismo.

La microbiota intestinal, gracias a su estrecha relación con el metabolismo y el sistema inmunitario, constituye uno de los centros neurálgicos de nuestra salud, una posición que la coloca en mitad de los procesos que influyen en el riesgo de contraer enfermedades.