La microbiota podría mejorar el metabolismo de la glucosa en los humanos

barley bread_bl

La razón por la que las dietas no tienen el mismo efecto en todos los individuos ha sido un misterio para los nutricionistas durante mucho tiempo. A lo largo de los últimos años se han multiplicado los estudios que arrojaban cierta luz sobre esta cuestión, recalcando el papel de la microbiota intestinal en la fisiología y el metabolismo del individuo.

De hecho, se sabe que el billón de microorganismos alojados en el colon humano modula las intervenciones alimentarias y puede constituir un factor ambiental importante, al contribuir al desarrollo de enfermedades metabólicas como la diabetes tipo 2 o la obesidad, o incluso las enfermedades cardiovasculares. Se trata de una relación bidireccional: los alimentos alteran las bacterias y las bacterias, a su vez, afectan al metabolismo de los alimentos.

Un nuevo estudio llevado a cabo por un equipo de científicos de la Academia Sahlgrenska , de la Universidad de Gotemburgo, en Suecia, ha identificado ahora las bacterias responsables de algunos de estos efectos. Sus resultados, publicados en la revista Cell Metabolism, muestran cómo la Prevotella mejora el metabolismo de la glucosa en sujetos humanos sanos. Estas bacterias están vinculadas a una ingesta elevada de fibra, mientras que las Bacteroides, por ejemplo, van más bien ligadas a un alto consumo de proteínas y materias grasas.

Los científicos sometieron a 39 individuos a una dieta a base de pan de cebada durante tres días y tras una pausa, a una de pan blanco. Midieron las respuestas de la glucosa y la insulina a cada dieta. Constataron que en la mayoría de los participantes, con el pan de cebada el control de la glucosa mejoraba más que con el pan blanco. Si bien, algunos individuos reaccionaban más drásticamente que otros.

Los autores del estudio evaluaron la microbiota intestinal de todos los sujetos y observaron cambios en los individuos que más habían reaccionado a la intervención alimentaria: en ellos, la Prevotella era más abundante. También comprobaron el efecto opuesto en los individuos con la menor respuesta a la intervención a base de pan de avena.

“Nuestras observaciones muestran claramente la importancia de la interacción entre la microbiota intestinal y la dieta y contribuyen a entender mejor el metabolismo en la salud y en la enfermedad. Estos resultados podrían contribuir a explicar por qué las respuestas a los tratamientos dietéticos difieren tanto entre individuos”, declaraba el profesor Fredrik Bäckhed de la Academia Sahlgrenska de la Universidad de Gotemburgo, coautor del estudio.

 

Para confirmar sus hallazgos, los científicos llevaron a cabo un segundo experimento. Trasplantaron microbiota fecal de individuos que habían respondido positivamente a la intervención dietética, o directamente probióticos del género Prevotella, a ratones desprovistos de gérmenes, y pudieron constatar que el metabolismo de la glucosa de estos ratones mejoraba y que sus niveles de Prevotella aumentaban.

El vínculo entre la microbiota intestinal y ciertas fibras alimentarias podría contribuir a desarrollar unas pautas dietéticas más individualizadas. Este estudio demuestra que las bacterias del género Prevotella resultan cruciales a la hora de digerir fibras complejas, lo cual probablemente estimule y mejore la respuesta glucémica. De hecho, numerosos artículos recientes respaldan la idea de que la Prevotella es una bacteria fundamental para una microbiota sana.

«Nuestros resultados muestran asimismo que el control de azúcar en sangre mejora si se somete a una dieta rica en fibra a los ratones a los que se les administró Prevotella. Nuestros hallazgos podrían desembocar en el diseño de un producto combinado de Prevotella y fibra extraída de cereales» concluye Bäckhed, de la Academia Sahlgrenska.

 

 

Referencias:

Petia Kovatcheva-Datchary et al. Cell Metabolism, 2015. DOI: http://www.cell.com/cell-metabolism/pdf/S1550-4131(15)00517-3.pdf

 

Más información en:

http://www.cell.com/cell-metabolism/pdf/S1550-4131(15)00517-3.pdf

http://www.sciencenewsline.com/news/2015111100230077.html

http://www.sciencedaily.com/releases/2015/11/151110120250.htm

Cristina Sáez
Cristina Sáez
Cristina Sáez es periodista freelance especializada en ciencia. Trabaja para diversos medios de comunicación, como el diario La Vanguardia, donde coordina la sección de ciencia Big Vang; y colabora con centros de investigación y sociedades científicas. Su trabajo periodístico ha sido reconocido, entre otros, con el Premio de Periodismo en Medicina Boerhinger Ingelheim 2015. El Twitter de Cristina @saez_cristina