Últimas noticias

Hoy queremos compartir un vídeo de TED en el que la científica Bonnie Bassler explica Cómo las bacterias pueden “hablar”. Bassler estudia cómo las bacterias pueden comunicarse entre ellas, a través de señales químicas, para…

¿Cuántas veces has escuchado que tomar una copa de vino tinto al día es bueno para  la salud? Gracias a una investigación realizada por un grupo de científicos españoles, ahora sabemos que un consumo moderado…

Como ya hemos mencionado previamente en este blog, hay múltiples factores que pueden alterar nuestra microbiota intestinal: nuestro estado de salud, nuestra dieta, e incluso la edad o el embarazo. Precisamente, un estudio recientemente publicado…

Es bien sabido que los niveles de serotonina (también conocida como la “hormona feliz”, ya que desempeña un papel esencial en la regulación del humor y de las emociones) se alteran cuando se sufre de ansiedad, depresión, estrés o excitación. Pero un estudio reciente ha demostrado que las primeras bacterias intestinales pueden estar relacionadas con la felicidad en la edad adulta. En otras palabras, la presencia y composición de nuestra microbiota intestinal durante las etapas de desarrollo influyen en las funciones cerebrales de los adultos. Tal y como los investigadores creen, la ingesta de antibióticos, nuestra dieta, una infección o cualquier otro tipo de manipulación de la microbiota pueden tener…

Twitter

Twitter


Sigue a @GutMicrobiotaWW
Facebook
Archivo de noticias
Haz clic aquí para acceder al archivo de noticias por orden cronológico
Acceder al archivo
News Watch
Últimas noticias

Hoy queremos compartir un vídeo de TED en el que la científica Bonnie Bassler explica Cómo las bacterias pueden “hablar”. Bassler estudia cómo las bacterias pueden comunicarse entre ellas, a través de señales químicas, para…

¿Cuántas veces has escuchado que tomar una copa de vino tinto al día es bueno para  la salud? Gracias a una investigación realizada por un grupo de científicos españoles, ahora sabemos que un consumo moderado…

Como ya hemos mencionado previamente en este blog, hay múltiples factores que pueden alterar nuestra microbiota intestinal: nuestro estado de salud, nuestra dieta, e incluso la edad o el embarazo. Precisamente, un estudio recientemente publicado…

Es bien sabido que los niveles de serotonina (también conocida como la “hormona feliz”, ya que desempeña un papel esencial en la regulación del humor y de las emociones) se alteran cuando se sufre de ansiedad, depresión, estrés o excitación. Pero un estudio reciente ha demostrado que las primeras bacterias intestinales pueden estar relacionadas con la felicidad en la edad adulta. En otras palabras, la presencia y composición de nuestra microbiota intestinal durante las etapas de desarrollo influyen en las funciones cerebrales de los adultos. Tal y como los investigadores creen, la ingesta de antibióticos, nuestra dieta, una infección o cualquier otro tipo de manipulación de la microbiota pueden tener…