Cada vez son más numerosos los estudios científicos que demuestran que la dieta puede afectar a la salud a través de la microbiota intestinal. “Cuando modificamos nuestra alimentación, también podemos modificar nuestros microbios, y estos pueden contribuir a la aparición o a la gravedad de las enfermedades. Pero la principal causa de las enfermedades es la mala alimentación”, recalca Clara Belzer. En realidad, los patrones alimentarios no tienen el mismo efecto en la microbiota intestinal de diferentes individuos. Los probióticos y prebióticos pueden desempeñar un papel primordial en la modulación de la microbiota intestinal humana. Durante nuestro estudio, nos hemos centrado en los simbióticos, es decir la combinación de un prebiótico y un prebiótico, y de cómo potencian la modulación de la microbiota y, por ende, de la salud, cuando se incluyen en la alimentación diaria”, explica la Prof. Belzer.

Clara Belzer es profesora de microbiología en el Centro de investigación universitaria Wageningen y se ha especializado en el papel directo de los microbios intestinales en la salud humana y las redes microbianas. Es además la creadora del curso gratuito en línea “Nutrition and Health: Human Microbiome. (Nutrición y salud: el microbioma humano)”. Belzer ha participado en la 7ª Cumbre Mundial sobre Microbiota Intestinal para la Salud.

GMFH Editing Team