La microbiota intestinal: un blanco clave para el desarrollo del VIH

2Ya hemos explicado que el conjunto de bacterias que habita el aparato digestivo, la microbiota intestinal, desarrolla funciones clave para la buena salud de las personas. Entre otras tareas, este “órgano”, como es llamado por algunos científicos, tiene un papel fundamental en las defensas de nuestro organismo.

Un equipo de investigadores de la Universidad de California en San Francisco (EEUU) ha observado recientemente que la infección por VIH modifica de forma notable el equilibrio de la microbiota intestinal, debilitando el sistema inmunitario y favoreciendo la progresión de la enfermedad. Los resultados de este estudio han sido publicados por la revista Science Translational Medicine.

Esta investigación ha permitido observar que la microbiota intestinal de las personas infectadas que fueron sometidas a tratamiento presenta una proliferación de ciertas bacterias potencialmente perjudiciales (como  Pseudomonas, Salmonella, E. coli y Staphylococcu) que se encuentran en proporciones muy inferiores en las personas no infectadas. Los cambios en la composición y el equilibrio de la microbiota podrían debilitar la función de barrera que ejerce el intestino, promoviendo los procesos inflamatorios que favorecen la progresión de la enfermedad.

Los expertos creen que la manipulación de las poblaciones de bacterias puede ser una idea prometedora para luchar contra el VIH. Se trataría de combatir las alteraciones de la microbiota a través de una recolonización.

Aunque quedan muchos interrogantes por responder, creemos que son muy buenas noticias para el avance del conocimiento del VIH y su modo de funcionamiento. Si el tema os interesa tanto como a nosotros, os animamos a ver el siguiente vídeo que explica de forma clara y accesible las principales conclusiones del estudio [inglés]:

GMFH Editing Team