En un estudio con casi 1.000 participantes, los científicos han descubierto que cada persona metaboliza los alimentos de forma muy diferente y que la microbiota intestinal no es ajena a esta gran variabilidad entre individuos. Los resultados de estas investigaciones se publicaron el pasado mes de noviembre en Cell.

La ciencia del “cosquilleo en el estómago”

17 Sep 2015

por GMFH Editing Team

Una reseña de literatura científica, publicada recientemente en Neuropsychiatric Disease and Treatment, recopilaba los conocimientos actuales sobre el eje intestino-cerebro y más concretamente el papel de los cientos de billones de microorganismos presentes en el tracto digestivo.

Los autores del estudio,  pertenecientes a la Facultad de Medicina de la Universidad de Nueva York, el Centro de Oncología Perlmutter de Nueva York , el Instituto de Oncología Nacional de los Estados Unidos y el Centro Médico de Veteranos de Nueva York, afirman que estos factores, junto con el sexo, pueden influenciar la microbiota debido a mecanismos hormonales similares.

En esta entrevista, realizada durante la 4ª Cumbre Mundial sobre Microbiota Intestinal para la Salud, el profesor Magnus Simrén de la Universidad de Gotemburgo en Suecia (University of Gothenburg) y presidente del comité científico de la Federación Europea de Gastroenterología (United European Gastroenterology – UEG), explica a Gut Microbiota Worldwatch cuál es la relación entre la microbiota intestinal y el síndrome del intestino irritable (SII).