¿Es posible personalizar la nutrición en función de la composición y estructura de la microbiota intestinal de cada individuo con la intención de obtener un cuidado más detallado y controlado de nuestra salud?