Prepárense para emprender un sorprendente y nada habitual tour que pocos humanos han realizado anteriormente. De hecho, se trata de un recorrido que difícilmente encontrarán en una agencia de viajes, por el interior del cuerpo humano.

En experimentos con ratones realizados por pediatras del Hospital de Niños de Cincinnati en Estados Unidos, han descubierto que el organismo del recién nacido “desactiva” deliberadamente el sistema inmune durante un período crítico para permitir la invasión de bacterias beneficiosas que colonizan el estómago, la piel, la boca y los pulmones, dando lugar a una mayor diversidad de nuestra microbiota.