En el proceso que va de la concepción hasta que cumplimos 1.000 días, la nutrición y la microbiota intestinal desempeñan un papel fundamental a la hora de fortalecer los cimientos de nuestra salud futura.

Prepárense para emprender un sorprendente y nada habitual tour que pocos humanos han realizado anteriormente. De hecho, se trata de un recorrido que difícilmente encontrarán en una agencia de viajes, por el interior del cuerpo humano.

«El primer efecto de la leche materna es la colonización del intestino por parte de grupos bacterianos específicos que pueden digerir esas moléculas de azúcares» explicaba Thierry Hennet, investigador en el Instituto de Fisiología de la Universidad de Zurich, Suiza, durante una entrevista telefónica concedida al Gut Microbiota for Health.